El futuro cada vez más brillante de Abanca

|

NOVACAIXAGALICIA era un enfermo terminal al que ni merecía la pena aplicarle la eutanasia, porque ya se moría por sí solo. Abanca es un chaval pletórico que crece y se desarrolla como pocos. Y no ha transcurrido tanto tiempo entre una situación y otra, así que algo habrán tenido que ver las decisiones de Escotet para que se produjera semejante cambio, que permite concluir que el futuro se presenta muy interesante. De hecho, el propio vicepresidente de la entidad habla ya de que el banco saldrá a Bolsa dentro de poco tiempo. Que vayan tomando nota algunos aprendices de empresario que se creen candidatos al Nobel de Economía.

El futuro cada vez más brillante de Abanca