La soledad del candidato Leiceaga

|

SEGURO que a estas alturas maldita la gracia que le hace a Xoaquín Fernández Leiceaga que Feijóo optara al final por adelantar la elecciones al 25 de septiembre. Así le hubiera dado tiempo a pensar un poco más antes de decidir laminar a todos los críticos de las candidaturas. Ahora el candidato a presidir la Xunta sabe lo que es la soledad. La vivió ayer en un acto en Vigo en el que por no estar no estaba ni el número 1 de la lista, del bando de los fieles a Abel Caballero. El invierno promete ser muy largo.

La soledad del candidato Leiceaga