La conspiración celeste contra el alcalde de Vigo

|

JOSÉ María García, la nana que durmió a millones de españoles durante un montón de años, aseguraba que el rumor es la antesala de la noticia. Si desde entonces hasta ahora esa sentencia sigue siendo verdad, hay que dar crédito al runrun que circula por Vigo: el todopoderoso Caballero, don Abel, está a punto de llegar a un acuerdo con Vitrasa, la empresa de transporte público de la ciudad, para fletar su propio tramabús, que llevará estampados en los laterales los rostros de Feijóo y Mouriño, ya que, según el alcalde, el presidente de la Xunta conspira con el del Celta para llevarse el club a otro municipio... Sabiendo que el padre de Feijóo era un deportivista acérrimo a lo mejor quiere traérselo a A Coruña o llevárselo a Os Peares. Tendrá que promocionar al Coruxo a ver si lo sube al menos a Segunda.

La conspiración celeste contra el alcalde de Vigo