GAYOSO “VERSUS” CASTELLANO

|

Julio Fernández Gayoso, que fue presidente de Caixanova y copresidente de Novagalicia –actual Novagalicia Banco, entidad nacionalizada– le ha hecho un flaco favor a Castellano, actual presidente de la entidad, cuando, días atrás, declaró ante el juez Ismael Moreno, en la Audiencia Nacional.

Gayoso defendió que los ejecutivos de su tiempo se merecían las millonarias indemnizaciones por ser “culpables del éxito”. Y deslizó palabras no en exceso gratas para los actuales rectores. Pero, hasta donde sabemos, las entidades en cuestión están intervenidas. ¿Dónde está ese éxito del que habla?

Gayoso nos ha dejado sin palabras. Hay que tener más cara que un elefante con paperas. Así que los directivos de la antigua Caixanova se hicieron acreedores a la ingente lluvia de millones que les ha caído, porque, repito fueron “los culpables del éxito de la caja”.

En plena crisis del banco, el ex directivo, con sangre de horchata, defendió la legalidad de las retribuciones que recibieron anteriores ejecutivos amparándose en que era Caixa Galicia la caja que peores resultados registraba, frente a las cuentas de Caixanova.

Que nadie olvide que Gayoso está imputado por ser presunto “cooperador necesario” en la mejora de los contratos de los antiguos gestores de la caja de ahorros. El juez ha impuesto a Gayoso comparecencias quincenales en el juzgado. Sin embargo, prefirió no acceder a la retirada del pasaporte solicitada por la Fiscalía. Gayoso, en su comparecencia, volvió a echar balones fuera, como hizo en el Congreso hace cuatro meses, e insistió ante en que él no tenía poderes ejecutivos ni intervenía en la comunicación con el Banco de España y la CNMV.

Eso sí, manifestó que la entidad trasladó la información, primero de forma verbal y luego por escrito, al supervisar y que éste disponía de documentación con el contenido de los contratos. No obstante, este documento no consta en la causa. Tampoco, en el proceso consta que el Banco de España diera autorización a los ex directivos para modificar sus contratos.

GAYOSO “VERSUS” CASTELLANO