El CIS dixit

|

o sé si Sánchez y sus ministros se habrán llevado una sorpresa al conocer la última encuesta del CIS en que se pregunta a los ciudadanos sobre la gestión de la pandemia. Supongo que algo sabían y de ahí el anuncio de la ministra de Hacienda, además de Portavoz, de rebajar el IVA de las mascarillas del 21 al 4%. Y eso que María Jesús Montero se venía escudando en Bruselas para justificar no bajar el precio de las mascarillas. El caso es que, ya en mayo, las autoridades comunitarias dejaron claro que no iban a expedientar a ningún país por rebajar el IVA de las mascarillas, pero, hasta ahora, nuestro Gobierno no se ha querido dar por enterado Nuestro Gobierno, que presume de ser progresista ha venido ignorando lo que supone para los ciudadanos la compra de mascarillas, un producto que es más que de primera necesidad. Hay muchas personas que no tienen más remedio que reutilizarlas una y otra vez. Pero esto no parecía quitar el sueño a nuestros gobernantes, que como sabemos, duermen bien y sin sobresaltos. Así que el mismo día en que se conoce la encuesta del CIS la señora Montoro nos da la alegría de que pagaremos menos por las mascarillas.
Pero volviendo a los resultados de la encuesta del CIS, lo cierto es que si los ministros pisaran la calle, si en vez de estar parapetados por asesores que les regalan el oído, y, sobre todo, si fueran capaces de empatizar con los problemas de los ciudadanos, se habrían dado cuenta hace tiempo del profundo malestar social. Tal y como dice el CIS los ciudadanos no están, no estamos, contentos por como, tanto el Gobierno como las Comunidades Autónomas, han venido gestionando la lucha contra la pandemia. Demasiadas medio verdades y ausencia total de empatía con el dolor y la angustia de los ciudadanos.
Ese divorcio, ese desafecto les debería de preocupar entre otras cosas para reflexionar y enmendar errores. Porque a los errores en la gestión de la pandemia se une la manera de gobernar de Pedro Sánchez que más parece preocupado porque le aprueben los Presupuestos, y así disponer de tres años por delante para que nadie le tambalee el sillón. Si, la impresión es que Sánchez va a lo suyo y lo suyo es el poder. Mientras, las cifras de contagios continúan siendo altísimas y lo peor es la falta de perspectivas de futuro a pesar del anuncio de Pfifer de que ya casi ha conseguido la anhelada vacuna contra el Covid.
De manera que no hay día en que no se produzca un escándalo, sobre las cesiones del Gobierno por ese puñado de votos que necesita Pedro Sánchez para seguir gobernando. Ahora que Ciudadanos se ha plantado ante Sánchez exigiendo que retire de la ley de Educación esa vergonzosa enmienda por la que el castellano deja de ser la lengua vehicular en la educación de nuestros hijos, desde Bildu se han apresurado anunciado que Sánchez cuenta con sus votos lo que a Pablo Iglesias le ha llenado de satisfacción. Lo bueno de Pablo Iglesias es que, en algunas cuestiones, es transparente y por eso ha dejado dicho a propósito de que Bildu apoye los Presupuestos que “El bloque de investidura se refuerza y será de legislatura y de dirección de Estado”. Para que nos vayamos enterando. De manera que para que el Presidente Sánchez duerma tranquilo unos cuantos años más en Moncloa, los ciudadanos asistimos atónitos y cada vez mas preocupados al deterioro de nuestro sistema.
Ya digo que si el señor Presidente y sus ministros pisaran la calle a lo mejor se enteraban de la angustia, del malestar, del desánimo ciudadano a cuenta de la pandemia pero también de la desconfianza creciente por su manera de gobernar.  

El CIS dixit