Bellas ferrolanas

|

 

Es imposible negar la extendida fama de la belleza de la mujer ferrolana, difundida a lo largo y ancho de nuestra geografía. Las ferrolanas eran y son mujeres muy guapas, en su conjunto. También es innegable afirmar que este atributo de beldad femenina ha sido utilizado en nuestra ciudad, desde tiempo inmemorial, como un reclamo casi, o sin el casi, mercantil y publicitario. Llegaron a convertirse en “mercancía” y reclamo de casi todas las actividades lúdicas, empresariales y publicitarias de Ferrol. Como bien señala mi compañero el periodista Man Castro en su último libro “Curiosidades ferrolanas”, en el folleto que anunciaba las fiestas de 1927 en la ciudad, se atrevían a escribir: “Las fiestas de Ferrol son, ante todo y sobre todo, las fiestas de sus mujeres”. Avanzaré algunos años más, concretamente a las décadas de los “60” y los “70” del pasado siglo cuando, debo confesarlo, y no sin cierto rubor, que yo mismo fui partícipe en esta ceremonia del “machismo inconsciente” que imperaba en la sociedad de aquel Ferrol, en apariencia feliz, próspero y sin problemas. Eran frecuentes las elecciones de “Misses” y “Guapas”, por cualquier motivo, a las que los periodistas entrevistábamos, destacando, ante todo, su beldad y cualidades físicas, y las entrevistadas se prestaban y sometían a aquella ceremonia machista como algo normal. Confieso que en el antiguo periódico “Ferrol Diario”, durante las casi dos semanas que las Ferias de la Industria Naval y de Muestras del Noroeste permanecían abiertas en el recinto de Punta Arnela, en la Malata, teníamos una Sección fija que se llamaba, nada menos, que “La Feria y las bellas”, y que yo mismo realizaba a diario. No sin cierto sonrojo, transcribo alguna de las afirmaciones que hacíamos al comenzar las entrevistas: “No cabe duda que en la Feria las chicas que atienden los “stands” constituyen un aliciente mas para visitarlos. Ellas, con su amplia sonrisa y su amable información, hacen que la en si fría visita se haga mas cálida”. No precisa más comentario.
Como colofón de este “machismo social” incuestionado, al finalizar uno de los certámenes feriales, a toda página, y con doble fotografía de todas las azafatas de la Feria, titulábamos: “El mayor atractivo de la Feria”, y escribíamos: “El mayor atractivo de la Feria, de todas las Ferias, de las ocho ediciones de la del Noroeste, y de las que han de venir, son las atractivas mozas, las azafatas del certamen, fotografiadas en grupo por Ameneiros…” y terminábamos diciendo: “A las chicas de los “stands” del recinto ferial de Punta Arnela, nuestro aplauso y nuestra incondicional admiración.” Esto, en aquel entonces, sonaba “normal”. Hagamos autocrítica. El día 8 las mujeres se manifestarán y harán huelga para reivindicar la igualdad real entre hombres y mujeres. Sinceramente, al margen de feminismos o machismos militantes, pienso que esta es una lucha y un deber en el que debemos de involucrarnos todos, sin distinción de sexo. Es una mejora absoluta de la sociedad, que no ha de ser necesariamente paritaria. Seamos todos iguales, en derechos y en deberes. Hagámoslo todos juntos, hombres y mujeres. Seremos mucho mejores.
 

Bellas ferrolanas