Carta a Carles

|

Apreciado Carles: No eres como Paesa, que hasta murió y resucitó mientras estaba huido por ahí. Por eso debiste ser prudente y no pasearte con el CNI pisándote los talones. Seguro que ahora ya lo sabes y, mal que te pese, este fue tu segundo error. Ya te dije que el primero fue no proclamar la República Independiente de Cataluña, con todas las consecuencias, y luego suspenderla ocho segundos después. Te iban a perseguir lo mismo por una u otra cosa. Pero bueno; así no quedaste como traidor a la República, dándote el bote a Bruselas. Un tanto a tu favor. Está claro que te dejaron llegar a Alemania para detenerte, porque la Tita Merkel y Rajoy están a partir un piñón, el 155 lo fuchicaron en el 78 de la Constitución alemana, más blindado que un Panzer, y los jueces alemanes te van a “reintegrar” a España a portes pagados, diga lo que diga la ONU. Ya sabes que a Rajoy lo que dice la ONU se la trae floja. Gracias por alegrarme le vida durante ocho segundos. Un abrazo Garles.

Carta a Carles