Los bicos de color morado

|

LLEGA el calor y los gallegos empiezan a darle lengüetazos a los Bicos de Xeado para refrescarse. En Podemos Galicia son poco de helados y más de otro tipo de bicos; al menos eso quiere hacer creer el secretario de Organización, Juan Merlo –secretario de Organización A, pues del B, el que pusieron los críticos no se sabe nada de nada–, quien asegura que las relaciones son “afables y amigables”. Todo el mundo arrepiado porque la diputada Ángela Rodríguez, alias Pam, se refiriese a su jefa, Carmen Santos, como “la puta coja” y resulta que era un apelativo cariñoso. ¡Qué guay la fraternidad morada! ¡Besitos morados, hmmm, qué ricos! Quizá no se pueda hacer mucho caso Merlo, porque esa declaración del amor fraterno podemita la hizo en la clausura de la campaña “Primavera de cultura enerxética” y ya se sabe lo que pasa cuando uno se excede en las dosis enerxéticas, hasta acaban saliendo alas. ¡Ah!, por cierto, en su cursi discurso también aseguró que entre ellos habían tendidos puentes... alguien debió volarlos.

Los bicos de color morado