SALVAR FERROL VELLO

|

Que tenemos un grave problema en el barrio de Ferrol Vello es más que evidente. Un problema que hemos visto nacer, y crecer a lo largo de los últimos veinte años de deterioro progresivo del barrio, sin que ningún gobierno municipal haya sido capaz de hacer algo por evitarlo. Primero fue el deterioro de la convivencia en los años 90, convirtiendo al barrio en un foco de venta de drogas, y después el abandono progresivo de muchos de sus residentes debido a la pérdida de calidad de vida. Con ello vino el deterioro urbano, la caída de cascotes, y la perdida de valor del barrio de pescadores que dio origen a nuestra ciudad. Hoy, con Ferrol Vello en la situación que todos conocemos, el PEPRI supone una oportunidad para recuperar el barrio que un día fue, pero con condiciones de habitabilidad del siglo XXI, que es lo que demanda la ciudadanía. Nada se podrá hacer, sin la colaboración de los propietarios, que a la postre serán los principales beneficiarios del plan especial de protección y rehabilitación integral y que deberán asumir el reto de rehabilitar sus propiedades y llenar de vida un barrio con muchas posibilidades. A la administración le corresponde poner los medios y dar facilidades. Promover la rehabilitación y facilitar las cosas. Es evidente que hay que proteger aquello que tiene valor, pero es igualmente obligado dar facilidades a quien tiene una propiedad deteriorada, y quiere sacarle el máximo partido en aras de una mayor habitabilidad y comodidad para los suyos. Sólo así se conseguirá recuperar un barrio histórico que merece la atención de todo Ferrol. Solo así conseguiremos que Ferrol Vello recupere y fije la población perdida. Y para ello, es imprescindible aprender también de los errores cometidos en A Magdalena, donde rehabilitar se convirtió en tarea de titanes, con limitaciones y obstáculos, muchas veces exageradas e inútiles.. Pero salvar Ferrol Vello es tarea de todos. De los propietarios, de los promotores, del movimiento vecinal del barrio, del gobierno local, y también de los grupos de la oposición, que deberán demostrar si están a la altura de las circunstancias y de la demanda de una ciudadanía que no quiere que Ferrol siga perdiendo oportunidades de ser la gran ciudad que debiera ser. Les toca anteponer su responsabilidad con Ferrol por encima de intereses partidistas y electorales. ¿Lo harán? Lo veremos.

 

SALVAR FERROL VELLO