DINERO PARA LOS POLÍTICOS

|

Los datos hechos públicos por el Tribunal de Cuentas traen a la memoria uno de los aspectos más cuestionados por la ciudadanía en el último gobierno socialista de Ferrol. Y es que cada vecino de este municipio aportó 7,49 euros a pagar los cargos públicos locales en 2010, penúltimo año de mandato de Vicente Irisarri. El incremento de las retribuciones anuales a los ediles ya había generado suficiente polémica en 2007, una vez configurada la coalición con EU, que asumió la demanda del PSOE. Solo en septiembre de 2008, la ruptura del pacto –en parte motivada por la negativa del entonces alcalde a bajar los salarios de los ediles ante los evidentes signos de crisis económica tal y como pedía su socio–, se anunció una mínima reducción. Por lo que parece, no la suficiente como para situar a una ciudad ya en caída libre, por una vez, a la cola del resto de las urbes gallegas.

DINERO PARA LOS POLÍTICOS