O FIDALGO

|

Nuestro Ayuntamiento, pese a los tiempos de crisis, sigue apostando fuerte por la cultura utilizando sus grandes buques insignias, Palacio de la Ópera, Coliseum, Rosalía de Castro y Fórum Metropolitano. Espectáculos, música, danza, teatro y cine. Así lo ha confirmado la concejala Ana Fernández gracias a la programación ubicada en el recinto de Parque Europa, ciclo “sin numerar” e incluso proyectando funciones lectivas para los centros educativos coruñeses.

Bajo tal aureola y con textos de R. Otero Pedrayo, la compañía Casahamlet debutó –poco público en dos representaciones- con la obra “O Fidalgo”. Adaptación dramática, dirección e interpretación de Manuel Lourenzo que narra las desdichas de un sátrapa en su decadencia, perseguido por un estamento social roto, sumido en alcoholismo, acosador de rapazas inocentes, compadre de clérigos perdidos, riqueza rústica menguada y acceso de los tenderos que integrarán la nueva y poderosa clase social burguesa.

Sin embargo, el protagonista confiesa que no se trata de una obra teatral sino de un enlosado armazón de textos literarios y hallazgos felices con vigencia actual. Por el patio de butacas acceden al escenario el hidalgo acompañado por Rubén Espejo y el músico Brandán Lourenzo, que aparte de actor, suscribe una partitura original. Pero el paso de los años no perdona. Este Proust gallego corre tras el teatro juvenil de Alfredo Vicenti buscando el tiempo perdido y queda con palmo de narices: solo, asustado, encogido por dolencias patológicas, asomándose a la eternidad… Hidalgos decadentes, muchachos frustrados uncidos a su particular bohemia temporal o aferrados a un saxofón para entender la vida desde otra perspectiva.

O FIDALGO