Dios los da

|

Disque cerca de Madrid, van a construir –o ya se está haciendo– una residencia para jubiletas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales. 
El razonamiento para ello es muy sencillo: estas personas se sienten incomprendidas y sexualmente discriminadas en residencias con personas de mayoría heterosexual. En la entrevista que escuché con sus patrocinadores, hasta se apeló sin tapujos a comportamientos homófobos. Lo de esta residencia jubilar llegó a oídos de un nutrido grupo de ingleses, americanos, suecos, y de otras nacionalidades (a mí también pero por otro interés), ilusionados con esa idea que a algunos podría parecer discriminatoria; pero no hay nada como poder vivir a gusto y entre iguales. Quizá fuera interesante construir residencias para jubilados que fueron en su vida profesional o personal unos hijos de puta, manteniendo secretas sus filiaciones políticas. Pero privadas y sin subvenciones ¡eh!

 

Dios los da