RICO VACILÓN

|

Es probable que el Anuario del 2012 no recoja unas manifestaciones que no deberían caer en el olvido; son el “que se jodan” con el que la diputada Andrea Fabra celebró desde su escaño la reducción de la prestación por desempleo promovida por Rajoy; el “es que no nos dejan vivir en paz” con el que con un morro que se lo pisa la Infanta Cristina respondió a TV-5 con motivo de la imputación de su marido en negocios fraudulentos cometidos por sociedades pantalla para distraer dinero público en beneficio particular; la del ex-presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, el devoto Carlos Dívar, rezumando odio infinito hacia lo que su gesto traslucía considerar como populacho por cuya culpa comparecía ante los medios de comunicación para explicar gastos privados contra el erario público y la de Ana Botella, alcaldesa de Madrid, cuando exclamó en rueda de prensa un cargado de indolencia y chulería “no” a la pregunta de si pensaba dimitir por las muertes causadas en el Madrid Arena por la codicia de personas sobre las que es ella la responsable objetiva. Ni un atisbo de pena en el rostro de esta Legionaria de Cristo.

Los cuatro tienen en común, además de la repugnante soberbia que destilaba su gesto y dicción, ser asalariados nuestros en un estadio en que cada vez se aguanta menos el que mexen por nos y ante lo que cada vez menos concluímos que es que chove, aunque el nivel de tolerancia sigue alto; de hecho, nula reacción ha habido ante los ERES y despidos en los sindicatos, aplicando la misma ley contra la que montaron huelgas amenazando con calentar la calle e ir a más. Tampoco a pesar de que mientras la clase social de la que dicen estar más próxima se empobrece, los sindicatos junto con Diputaciones, Fundaciones públicas, etc..etc... siguen comportándose como un cesto furado en el que por más dinero que se eche, nunca se da llenado.

Juzguen si no: BOE nº 240, de 5 de octubre; publica la Resolución del Ministerio de Empleo y Seguridad Social por la que se modifican determinados artículos del Convenio Colectivo del personal asalariado al servicio de la Comisión Ejecutiva Confederal sindical de Comisiones Obreras. El “Acuerdo para la estabilidad económica y el empleo” es el blindaje de empleo y sueldo hasta el 31 de diciembre de 2014, siendo el nivel retributivo más alto de 3.413 € para un titulado superior y el más bajo, 1.460€ para un auxiliar administrativo, telefonista, portero y personal de limpieza. Regula los incrementos anuales, trienios y el período de devengo de las tres pagas extras a las que tienen derecho. Salvo de la máquina del café, lotería de Navidad y cuotas, los cuartos de los sindicatos salen de nuestros cinturones apretados, pensiones congeladas, copagos y subidas que nos retrotraen al medievo porque, a este paso, ni ducharnos en agua caliente podremos mientras “nuestros empleados” se lo montan.

Congreso de los Diputados: emolumentos que percibe cada una de sus señorías y en concepto de qué: asignación, complementos, gastos de representación, gastos de libre disposición, si es presidente, vicepresidente, secretario, portavoz o portavoz adjunto de qué Comisión, más si es miembro del Gobierno y más la “Indemnización por residencia”, a la que solo renunció el diputado de UPyD por tener, igual que otros 65 diputados que sin embargo no renunciaron, casa en Madrid. Oscila entre 3.600€ quien menos, los entre 5-6.000€ –la mayoría– y unos pocos que andan en los 10.000: unos, ministros, otros no; Rajoy, 10.199,85€; Presidente Mesa Congreso, 15.860,22€ que, siendo la asignación igual para todos, 2.813,87€, el subidón viene por la suma de “complemento, gastos de representación y gastos de libre disposición”, que no tributan. La diputada Andrea Fabra, por estar callada como una mula o por decir muladas, es todo lo que da de sí la rapaza, percibe 5.692,71€.

¿Y cómo reaccionan las Españas ante tanto vacilón? A diferencia de los islandeses, solo con humor: No olvides al hacer la declaración de la renta correspondiente al ejercicio 2012 incluir el nombre de los miembros del gobierno central, gobiernos autonómicos, parlamentarios y senadores; alcaldes, concejales, Toxo, Méndez y miembros de la Casa Real en el apartado de “Personas a su cargo”.

RICO VACILÓN