TITIRITERO Y ALERGIA

|

En estos momentos, Rajoy, Sánchez, y Rivera son marionetas manejadas por Podemos, el titiritero que tiene la sartén por el mango y mueve sus hilos. Sin un tirón de Pablo Iglesias no se mueve ningún muñequito. Quien no entienda esto es un pasmón. Esos tres y los poderes fácticos lo saben; y por eso, Pedro Sánchez arrastró el culo por el suelo griego, ante Tsipras, porque teme perderlo. En este estado de cosas, el capital quiere sembrar la discordia entre Errejón e Iglesias para cargarse a Podemos. Los fachas están acojonados, no lo duden, porque detrás hay más de cinco millones de votantes que, en caso de nuevas elecciones, irán a más. A pesar del revuelo interno de Podemos, que parece catastrófico, no es más que un ajuste necesario y lógico dentro de una formación en pleno asentamiento. Como una alergia primaveral atajada a tiempo con adrenalina. Una cura necesaria y radical, en un momento algo inoportuno.   
 

TITIRITERO Y ALERGIA