LA LUCHA POR LA SEGUNDA

|

El Racing de Ferrol sufrió ayer tras ver cómo un penalti en los últimos momentos del partido frente al Burgos era fallado por Jorge Rodríguez. Tuvo oportunidad el jugador de enmendar tal fallo poco después, ya en el tiempo de descuento, con una nueva falta máxima que esta vez sí transformó. Aun en el caso del empate, le restaba un último partido al cuadro verde para optar a la fase de promoción a Segunda División. No es necesario esperar a tal compromiso. La alegría de la afición y los propios jugadores sellaron ayer de forma definitiva las aspiraciones puestas en un conjunto que ha sobresalido durante toda la campaña y que ha demostrado que tiene capacidad para el ascenso. Aira confirma lo que ha evidenciado en la temporada anterior, que es capaz de liderar un compromiso mediante la confianza y la superación. Se trata ahora de ver cumplido el sueño y estar, de nuevo, en Segunda.

LA LUCHA POR LA SEGUNDA