Supremacía aria

|

l viernes pasado hablé del traslado de la momia de Franco el 10 de junio, y parece que pisé una mierda de perro. Decía que esperaba que no hubiera más mandingas judiciales, y el Supremo está tocando los huevos con un recurso de los descendientes del nacho, para no escarbar en la fosa hasta saber si es legal su traslado. Alega el Supremo que, si se autoriza su evacuación, y luego resulta que no es legal, causaría perjuicio a los familiares porque habría que envasarlo otra vez en su sitio. ¿Y quién tiene qué decidir si es legal, tras aprobarse el asunto en el Parlamento por mayoría? ¡Joder, pues el Supremo! ¡Viva la separación de poderes! Pues con la prisa que se dieron esos nachos para inhabilitar a los diputados catalanes presos, con el fiambre se lo están tomando con una parsimonia de cojones. Pedrito: Agarra pico y pala y sácalo tú., con un par. No tengas miedo de mancharte, no estarás sólo. Te juro por Snoopy que te voy a ayudar con mi amigo Manolo. Ya lo tenemos hablado, neno. ¡Ay Jalisco, no te rajes!

Supremacía aria