Togas negras

|

El 24 de julio se celebró en Madrid una manifestación de las juntas de gobierno de los colegios de abogados de toda España contra las perniciosas reformas legales de Gallardón, especialmente la Ley de Tasas, Ley de Demarcación y Planta, o la Ley de Justicia Gratuita, que suponen recortes sustanciales de los derechos de los ciudadanos a los que se les imponen trabas económicas insalvables para el acceso a la justicia, o se les recortan los supuestos en que pueden solicitar el beneficio de justicia gratuita, o se les obliga a acudir a las capitales de provincia cuando quieran acudir a los tribunales alejando así el servicio de los ciudadanos. ¿Y la respuesta de Gallardón?, pues previsible, acusar a los abogados de querer cobrar más dinero por los asuntos que tramitan en el Turno de Oficio. Cinismo y cara dura a partes iguales, y sobre todo, un insulto a miles de abogados de oficio que llevan toda la vida atendiendo a los ciudadanos a cambio de nada, o de muy poco.

 

Togas negras