El “asunto” de las entradas agotadas

|

Lo nunca visto! Estamos en una situación inédita con respecto a la venta anticipada de entradas de conciertos. Se ponen a la venta física y por internet con una antelación de meses y en pocos minutos se agotan. Años atrás, las entradas anticipadas se ponían a la venta dos o tres semanas antes, como mucho, y ahora vuelan en “minutos”.
Había “reventas” que las compraban por docenas para después venderlas con un “plus”. Cierto que en muchos casos los reventas no acertaban en sus predicciones y se las “comían” –riesgos del negocio–, pero no existía internet, donde parece que está el “lío”. “Algo huele mal en Dinamarca”, dijo Hamlet y esta frase es aplicable cuando ocurre una situación “rara” como sucede últimamente en conciertos de artistas que están en el “candelabro” popular y que cuentan con una legión de incondicionales seguidores.
Sabina ostentaba el récord en A Coruña vendiendo en seis horas 7.000 entradas para su concierto del pasado año en el Coliseo. Todo un acontecimiento que obligó a la promotora del concierto a tomar cartas en el asunto, suspendiendo, momentáneamente, la comercialización de la venta de entradas por internet, anunciando los canales oficiales de ventas.
El “asunto” de la rapidez para agotar entradas ha llamado la atención del Ministerio de Cultura que pide al de Interior que investigue cómo se pueden agotar en diez minutos las 16.000 entradas para el concierto que U2 dará el próximo mes de ¡septiembre!.
El “affaire” tiene sus complicaciones, que provienen de las alturas, de algunos portales de ventas de entradas anticipadas online, por lo que se recomienda adquirirlas siempre en los que la organización de los conciertos anuncian como oficiales.
Es por ello que por los perjuicios que conlleva la venta y reventa masiva de entradas por internet existe un período de consulta para encontrar propuestas y sugerencias para la elaboración de un proyecto normativo sobre estas actividades que además de las evidentes “molestias” para los usuarios son un problema para los promotores de los conciertos.
Lo dicho, para evitar complicaciones lo recomendable es adquirir las entradas siempre en portales oficiales.

El “asunto” de las entradas agotadas