Mala suerte con las fiestas

|

No faltarán quienes vean en la suspensión, ayer, del concierto de la Orquesta Panorama un nuevo frente de críticas a la organización de las fiestas de verano de Ferrol, sobre todo teniendo en cuenta las descalficaciones que ya suscitó el hecho de que, por segundo año consecutivo, la ciudad se quedase sin la anunciada noria. Si en este último caso fue la empresa propietaria de la atracción la que justificó la ausencia por avería, la causa determinante en la decisión de ayer fue el fuerte viento, que desaconsejó a la compañía la instalación del escenario. Una decisión basada en la seguridad, tanto de los músicos como de los asistentes al concierto. La opción es, pues, la acertada. Contra la mala suerte nada se puede hacer. La actuación se pospone al día 4 de septiembre. Visto en positivo, en la práctica, las fiestas de San Ramón, por lo que parece, superarán la fecha de su propia festividad, el próximo domingo.

Mala suerte con las fiestas