LA CONTINUIDAD, EN FERROL

|

El Racing de Ferrol tendrá que recurrir a algo más que las ganas, el próximo sábado en Ferrol, si aspira a mantenerse en la lucha por el ascenso a la categoría de plata del fútbol español. Pese a controlar durante más tiempo el balón que el Gimnàstic de Tarragona en el partido que los enfrentó ayer, la efectividad de los catalanes a la contra les permitió marcar las diferencias con dos goles en la primera parte. El cuadro verde, mientras, no fue capaz de desplegar el juego que tan buenos resultados le dio a lo largo del campeonato liguero. Al menos, en esta ocasión el conjunto que dirige Aira tendrá el apoyo de una afición incondicional que prestará su ánimo durante los noventa minutos. Se antoja como un factor fundamental para mantener viva la esperanza de acabar subiendo a la categoría de plata del fútbol nacional, en la que hace demasiadas temporadas que no está.

LA CONTINUIDAD, EN FERROL