Escándalo en Hollywood

|

HOllywood y el mundo entero parece que ya tienen su nuevo enemigo número uno. Se trata del productor Harvey Weinstein, acusado de ser un auténtico depredador sexual, capaz de acosar hasta la extenuación a las actrices para conseguir de ellas lo que pretendía a cambio de aparecer en sus cintas. La sucesión de declaraciones de algunas de sus víctimas han servido para destapar una situación que se viene produciendo desde hace décadas y de la que nadie parecía saber nada. Parecía, porque, en realidad, tras las primeras denuncias, todo el mundo ha demostrado que, de una manera o de otra, estaba enterado de las prácticas de este hombre. Es grave que se produzcan este tipo de situaciones, pero todavía es peor que lo hagan con el consentimiento tácito de una sociedad que no se atreve a poner cortapisas a los más poderosos del gremio. Es posible que este caso sirva para destapar otros muchos que, según algunos, existen en el siempre complicado mundo del séptimo arte.

Escándalo en Hollywood