LAS CUENTAS DE NAVANTIA

|

Según un informe del Tribunal de Cuentas, los créditos que el Ministerio de Industria concede para sufragar las obligaciones derivadas de los encargos del Ministerio de Defensa a Navantia no cubren el coste final de los contratos. Solo en 2010, la Armada adeudaba a los astilleros públicos casi 4.000 millones de euros, por lo que dicho órgano fiscalizador ha solicitado del grupo que incluya en sus cuentas información que permita evaluar el efecto de las operaciones relacionadas con ambos departamento ministeriales. Con pérdidas más que consolidadas en los últimos años tras la brusca caída en la contratación, una vez finalizados los grandes acuerdos comerciales con la Armada Española, la australiana y la noruega, a nadie puede extrañar la situación de la compañía. La reducción de costes de personal, acentuada en los dos últimos ejercicios, no puede paliar este déficit.

LAS CUENTAS DE NAVANTIA