Qué maravilla si perdurase

|

sa frase se le adjudica a la madre de Napoleón Bonaparte cuando vio la autoproclamación de emperador de su hijo Napoleón , y que el total de su camada iba a estar bien colocada por Europa. A la madre le parecía mentira lo que estaba llevando a cabo su hijo, un don nadie, que revolucionó Europa, llevando la constitución y las libertades, frente al absolutismo y teocracia de los monarcas destronados.
Algo parecido pasó el 15M del año 2014 cuando la España empobrecida, desilusionada, incrédula, asqueada de tanta corrupción y falsedad, anhelaba un modelo nuevo de protesta, resistencia, creador y capaz de llevar a cabo cambios fundamentales.
Al clamor de las plazas llenas de jóvenes, se unieron los viejos. Al lado de los desahuciados estaban los profesores universitarios. Los yayoflautas, con la libertad que da saber que por pocos años te van a poder hacer daño, gritaban a todo pulmón “Hay que reciclar, botella al contenedor”.
Se constituyeron asambleas, se dieron mítines en auditorios al aire libre con gran cabida para la masa de gente, no había violencia, no quedaba ni un papel en el suelo. Casi siempre llevaba la voz cantante Pablo Iglesias, pero le acompañaba Echenique. Los domingos, por barrios se reunía la gente en los parques para analizar la situación y exponer propuestas factibles. Se formaron los “Círculos Podemos”, se llevó a cabo la “Asamblea Sí Se Puede”, la “Comisión de Garantías”, etc. Buscando la verdadera democracia. Se articularon bien en las capitales de provincias y en las ciudades menores. Todo lo hacen sin recibir dinero público, sino pequeñas aportaciones. Se presentaron a las elecciones de 2014 y 2015 fue un éxito total.
Apenas han pasado cinco años y vemos, no sin pena, como el globo se va desinflando. Han dimitido de sus cargos (entre otros), antes de este último mes: Xavier Domènech, Lorena Ruíz-Huerta, tres cargos en Alicante, Carolina Bescansa, Errejón, Luis Alegre, Ramón Espinar, etc. etc. ¿Qué ha pasado y qué está pasando? Nos preguntamos muchos.
Tras la observación de los hechos, sugiero tres puntos importantes, nada académico, todo empírico.
El primero la gran variedad de los componentes. La gran variedad de los componentes: oficiales del ejército, jueces, catedráticos, médicos… desempleados, sin vivienda, inmigrantes, emigrantes regresados, estudiantes, funcionarios…. Les unía el primer objetivo de todos y cada uno que era “acabar con el gobierno de derechas” que había demostrado de forma muy clara que sólo se preocupaba de ellos mismos y del partido, los españoles no le importaban nada.
La distinta ideología de los mismos. la ideología personal es otra cosa, por formación o por ambiente familiar, hasta en la forma de hablar es diferente. Se habla como se piensa , según la ideología y la capacidad de expresarse. Se pueden hacer dos grupos en Podemos, bien señalados por ellos mismos, Errejón , Bescansa, Domenech..., y frente a ellos los Iglesias. Pero es que los tres primeros hablan bien para su sector social, e Iglesias bien para el suyo que le exige incluso mucho más.
Unos quieren situarse en el centro izquierda, los otros en la izquierda, simplemente izquierda, hoy en España no hay extrema izquierda con poder de masas. Recuerden el enfrentamiento entre Errejón e Iglesias porque el primero quería llegar a acuerdos con Ciudadanos, ayer mismo se vio que Errejón, fundador de Podemos como Iglesias, se inclina por entrar en conversaciones con ellos para arreglar lo de Madrid.
Tercero la fuerza apasionada del líder Iglesias; el liderazgo es vehemente, fuerte, claro, para que le entiendan los más sencillos. Decir que “no quieren limosnas sino que cumplan con sus obligaciones con Hacienda”, sólo es decir la verdad. Hay que dar trabajo al desempleado, y no comida y cena. Él habló con claridad casi siempre, en España tenemos que seguir diciendo con valentía.
Por último, mencionar la desaparición de asambleas y Círculos en las plazas. Los que siguieron a Podemos sienten una especie de soledad y desorientación. No hay quien los reúna, los aliente, muchos volvieron al PSOE.
Podemos realizó un papel importante en el inicio del cambio, para sacar al PP del poder y hasta para subir el salario mínimo a 900 euros. No debe desaparecer, los partidos centenarios: conservadores, liberales y obreros, están caducos, necesitan actualizarse. Algunos desde la izquierda, han girado tanto que se les oye hablar y lo hacen igual que la derecha .
Dejo las grandes estructuras y me acerco a lo doméstico. Señor Iglesias, no se pueden preparar las campañas para las votaciones en quince días, ni se puede estar ausente un mes, ni dos, ni tres. Hay que estar en el tajo para seguir mejorando la vida de los ciudadanos. Ahora le hablo como abuela setentona, haberse casado, tener casi tres hijos y una hipoteca, es mucho trabajo, es un gran compromiso, que roba mucho tiempo en pensar y en actuar. Suerte
Termino ¿dónde se colocaron los beneficiados por el aumento del sueldo mínimo a 900 euros?. Por otra parte, es muy vergonzoso y exige llevarlo a los jueces que desde el Gobierno anterior se hubiese espiado y publicado mentiras para acabar con el Podemos de Iglesias. Aquí no hubo protesta popular alguna. ¡Qué país de enanos!.

Qué maravilla si perdurase