Las bolas

|

El soldado yanqui Bradley Manning se ha salvado de la perpetua por filtrar información a Wikileaks. Pero aún le puede caer la del pulpo por espía: 90 años con sidecar, que parece menos. ¡Qué alivio ¿no?! Los Estados Unidos son así de cojonudos. Ahora tenemos otra prueba de lo que digo.
Le hicieron llegar a Edward Snowden (el agente de la CIA que cantó lo del espionaje de Obama a todo Cristo) “que si se entrega no le pedirán pena de muerte” ¡Hay que echarle bolas al asunto! ¡Unos santos que son esos yanquis! Y el Snowden ese, un puto desagradecido. ¡Claro, como vive tan ricamente en la terminal de un aeropuerto ruso, sin pegar pancada ni gastar, así cualquiera! Y mientras tanto ¿qué dice Europa del asunto? Pues que carallo va a decir: nada.
Ya le dijeron al Obama: ¡coño… parece mentira! Eso no se hace…, etc. ¡Qué se vea la mala hostia y sepa lo que es justicia! O haga lo que le salga de las bolas.

 

Las bolas