VELÁZQUEZ EN CANIDO

|

El barrio de Canido recuperó, una año más, durante los dos últimos días, lo que ya se ha constituido sin duda en una de las tradiciones de la ciudad. Pese a su bisoñez –la primera cita data de 2008– las Meninas de Canido vuelven a recrear muros y paredes que ya se quedan escasos para dar cabida a tanta presencia pictórica. Han sido en esta ocasión unos 70 los artistas participantes en un encuentro al que ya no le cabe la duda de la consolidación y al que incluso el propio Concello –cuyo grupo de gobierno actual amagó inicialmente con no apoyarlo– ha reconocido como ejemplo catalizador del arte como expresión popular. De paso, los establecimientos hosteleros de la zona cobran intensa vida, lo que compromete su respaldo a una propuesta que invita a la participación. Afortunadamente, la lluvia con la que ayer se despertó la ciudad no emborronó los colores de las Meninas.

VELÁZQUEZ EN CANIDO