UN POLÍGONO INDUSTRIAL PIONERO

|

Difícil es entender el presente industrial de esta comarca sin el polígono industrial Río do Pozo. Con 25 años ya cumplidos, esta infraestructura, que no ha dejado de crecer a lo largo de los últimos cinco lustros, ha sido el ejemplo a imitar en otros municipios de la comarca. Que el Concello de Narón vio en la disponibilidad de suelo industrial la posibilidad a garantizar un crecimiento inusitado en toda la zona, lo que lo ha llevado a convertirse en el octavo núcleo urbano de Galicia por número de habitantes, necesitó tiempo para ajustarse a la realidad. Río do Pozo fue durante sus primeros años de vida cass un baldío terreno urbanizado y dotado de servicios. No se puede asumir su posterior auge sin la participación directa del Concello en frentes tan necesarios como la comercialización, la agilidad administrativa en materia de licencias y permisos, y, sobre todo, la mejora en los accesos. Es a partir de la llegada de la Autopista del Atlántico a la cabecera de comarca cuando toda previsión se convierte en una realidad. Hecho que es necesario recordar que no estaba incluido en el proyecto inicial de comunicaciones terrestres. Que la zona continúa ofreciendo viabilidad es constatable desde el punto de vista de que la institución que preside Xosé Manuel Blanco tiene previsto incrementar notablemente su superficie. Juega a su favor la inexistencia de superficies industriales en Ferrol. La cuestión es dilucidar en qué medida una y otra cosa afecta a la situación actual de ambos municipios.

UN POLÍGONO INDUSTRIAL PIONERO