Os rapaciños anti Villares

|

AL exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares se la están preparando y buena para el cónclave del mes de julio. Los críticos le han comido el coco a un grupo de rapaciños y los ha agrupado bautizándolos como Proceso 1 de Maio –fecha gallega donde las haya– para montarle bronca fresca y juvenil al voceiro. Forman un auténtico potaje, pues los han ido cogiendo de aquí y de alla; de Anova, de Anega, de Podemos, de las mareas municipales y, por supuesto, de las mocidades de la FPG, el equipo que dirige el promotor de boxeo, Méndez Ferrín, santón jurásico del nacionalismo de la nazón de Breogán. Su declaración de intenciones es bien rotunda: quieren crear estructuras que estén al margen del control de la coordinadora. ¿Juventud crítica en En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué? No, menuda incongruencia. Más bien va a ser que aún quedaba gente por colocar y que hay que tocar fuerte el pandeiro para pillar algo en cuanto haya oportunidad.

Os rapaciños anti Villares