LA EXPANSIÓN DE LA ORA EXPRÉS

|

Por mucho que todavía haya quien defiende otras alternativas, los comerciantes lo tienen claro: no quieren saber nada del carril-bus y, si les dan a elegir, se quedan con el aparcamiento exprés. Esta modalidad, que nació para instalarse en las calles con vía prioritaria vigilada y que limita el tiempo de estacionamiento de los vehículos a veinte minutos, ha demostrado su eficacia allí donde funciona y, por eso, los profesionales que tienen sus establecimientos en Marqués de Pontejos solicitan al Ayuntamiento que la ORA exprés llegue también a su calle y eso a pesar de que por ella no pasa ni un solo bus. Ellos saben muy bien que la comodidad del cliente es fundamental y esa comodidad se consigue ofreciéndole plazas de aparcamiento, aunque sean solo para utilizar durante el corto espacio de la compra y luego se tengan que abandonar, so pena de ser multados.

LA EXPANSIÓN DE LA ORA EXPRÉS