La importancia de llamarse Antonio

|

Oscar Wilde sabía de la importancia de llamarse Ernesto y la plasmó en un libro. Pero Oscar Wilde era irlandés y lo ignoraba todo sobre la importancia de llamarse Antonio, y más en el municipio alicantino de Rojales. Su población no llega a los 18.000 habitantes, pero todos ellos, como si fuesen uno solo, están entregados al amor a la tradición. Desde el 1950, xa choveu, el alcalde del pueblo se ha llamado siempre Antonio. El actual, el socialista Antonio Pérez, se presenta a la reelección y es evidente que ganará, pues sus rivales son Alejandro (Ciudadanos), José Enrique (PP) y Desiderio (Pader). No hace falta ni apostar.

La importancia de llamarse Antonio