Tonterías

|

Hay algún descerebrado que quiere organizar un campeonato de padel en el anfiteatro de Mérida; ruina romana, Patrimonio de la Humanidad, y una auténtica virguería. ¡Hace falta ser gilipollas para organizarlo, y cabrón para permitirlo! Eso sería como si alguien propusiera en Ferrol destrozar los jardines de la Plaza de España, cortar todo su arbolado, destruir su planificación urbanística y hacer, en su lugar, un aparcamiento subterráneo para explotación privada; dejando además, una planta de él sin explotar.
¿Se van dando cuenta de lo que quieren hacer en Mérida? Bueno, pues me juego las joyitas a que, si no lo consiguen ahora, volverán a intentarlo hasta conseguirlo. No quisiera ser agorero, pero no me extrañaría nada que dentro de unos años a algún gilipollas se le ocurrirá escarallar la Plaza de España y un cabrón lo permitirá. ¿Hay alguien que quiera jugarse unos euros conmigo? ¿Nadie? ¿Hay miedo, eh?

Tonterías