No nos cuenten cuentos

|

Aviso a nuestros políticos: no nos cuenten más cuentos. Ya lo pidió a mitad del siglo pasado León Felipe Camino Galicia de la Rosa, uno de los grandes de la poesía española y un luchador contra las injusticias sociales, exiliado tras la guerra incivil, y que con todo respeto resumo: “los ha contado el patriarca, el coro y la nodriza. Los ha dicho un idiota lleno de estrépito y furia. La cuna la mecen con cuentos y también ahogan los gritos con cuentos y el miedo ha inventado los cuentos”
Más que cuentos queremos que se den cuenta de la realidad de este país: un cuarto de la población vive en el umbral de la pobreza y, la mayoría, en lo que se llama “exclusión social”. Eso en la cuarta economía de Europa. Eso en el segundo país con más millonarios. Lo dicho: la vergüenza nacional. Añadan a esto el déficit secular en materias como sanidad y educación (en minúscula, pues la aportación desde el gobierno no merece otra cosa, y tienen ya el verdadero estado de la nación. Ahora, desde varias instancias de las administraciones, se lanzan a prometer más puestos de trabajo en los sectores claves para los ciudadanos con mayores problemas, reconociendo así de facto su incompetencia de años y años. Algunos esperan que Santiago (el de Clavijo ¿?) venga a salvarnos.
Ahora se habla de la renta básica universal, un ingreso suficiente que aporta el Estado por el hecho de serlo, a todos los ciudadanos. Esa es la teoría que se arrojan unos a otros pero hasta el día de hoy solo los partidos a la izquierda del PSOE han puesto cifra a la iniciativa: Más País, seiscientos euros mensuales y Podemos, que ya en la asamblea de Vista Alegre aprobó la idea por mayoría, añade a los seiscientos euros la cantidad de mil doscientos en función de la composición familiar.
De la derecha no se conocen ideas parecidas y en el PSOE, hasta hoy, una especie de tibieza y mucho silencio. Queremos saber las opiniones de nuestros líderes sobre el cambio climático. Necesitamos conocer sus planes tienen ante los avances de la robotización, que modificará las condiciones de trabajo. Que nos digan sus recetas ante la despoblación del rural. Qué ideas tienen sobre el futuro de las pensiones y si el camino a seguir pasa por la federalización o la vuelta al centralismo.
Cansados queremos que no nos cuenten cuentos.

No nos cuenten cuentos