Maduro confirma su proximidad a las bestias

|

NI los históricos Rodríguez de la Fuente o Cousteau, ni el posmoderno Frank de la Jungla llegaron a tanto; nunca conversaron con animales. En cambio, Nicolás Maduro sí lo hace. Cuando era candidato en las elecciones de 2013, se le apareció Hugo Chávez en forma de pajarito y le dijo: “Hoy arranca la batalla (la campaña). Vayan a la victoria. Tienen nuestra bendiciones”. Lo que se rieron los venezolanos; bueno, los venezolanos y medio mundo. Ahora ha sido él quien ha hablado con los animales. Lo hizo con unas vacas. “¿Me van a apoyar en la Constituyente o ustedes quieren violencia? ¿Ustedes quieren muerte?”, les preguntó. La respuesta fue el silencio. Ninguna de ellas mugió, pero de nuevo los venezolanos se partieron de risa, aunque también les preocupó la confirmación de que Maduro esté tan cerca de las bestias.

Maduro confirma su proximidad a las bestias