Una celebración de lo más patética

|

Cada verano, Galicia se convierte en una gran fiesta gastronómica. No hay producto, por muy exótico que pueda parecer, que no cuente con una celebración de exaltación, en la que se repartan miles de raciones y el vino corra a esgalla. Sin embargo, hasta el momento nadie había tenido la ocurrencia de ofrecer churrasco gratis y camareras en toples para celebrar la apertura de parte de las instalaciones de un prostíbulo. Esto sucedió en Teis, y la rápida actuación del Ayuntamiento impidió que el acto se llegara a realizar. Eso sí, el organizador no fue muy listo, ya que las obras que sirvieron de excusa para semejante celebración carecían de licencia municipal. El problema es que si la consigue es posible que nadie pueda impedir su patética fiesta.

Una celebración de lo más patética