Un club que parece la parada de los monstruos

|

en la Unión Deportiva Jandía parece que estar tarado es requisito para formar parte del club, ya sea sobre el césped o en la grada. En el último partido, un espectador amenazó a una árbitro asistente con violarla mientras se acercaba a ella amenazante. Varios futbolistas tuvieron que sujetar a semejante animal para que no siguiese asustando a la linier, de, por cierto, dieciséis años. Sí, han leído bien. Esta monstruosidad es solo una línea más en la lista del Jandía. Sus problemas con la autoridad ya vienen de lejos. El presidente está sancionado con ocho meses de inhabilitación por encararse con un árbitro en otro partido, en el que también se ha castigado al entrenador, el delegado y dos jugadores del equipo. Menudas joyitas 

Un club que parece la parada de los monstruos