FALSARIOS

|

Con el dique flotante pasa como con el submarino de Gila: no flota. Pero el asunto tiene mucha trascendencia para bromear. Si no podemos competir con otros astilleros de Europa nos iremos a la mierda. Así de claro. Parece que quienes más hablan de competitividad no quieren que compitamos. El resultado será que la industria naval de Ferrol, un monocultivo industrial floreciente en otra época, desaparecerá. Con un contingente de 24.000 personas sin empleo en la comarca, el panorama que se vislumbra y amenaza es terrorífico.

La cortedad y falta de inteligencia y coraje de quienes deberían defender la industria naval, porque ostentan el poder, son palmarios; y el PP no quiere oír a quienes la defienden, ni en el Parlamento ni en la calle. Pero recuerden lo que dijo Feijóo “no estamos aquí para siempre”, y cuando vds. defenestren Ferrol, nos acordaremos del PP. Para siempre. Y eso es mucho tiempo.

FALSARIOS