La terrible amenaza de Aguirre

|

AL contrario que los toreros, que son muy dados a retirarse y reaparecer un tiempo después, Esperanza Aguirre nunca llega a marcharse del todo, siempre deja un resquicio por el que volver a asomarse. Ahora amenaza con fundar un partido... “si el PP nos e regenera”. Pues que vaya quedando para tomar el té con Rosa Díez, que hizo lo mismo –en su caso con el PSOE– y acabó como acabó. A lo mejor, hasta entre ambas se apañan y acaban creando un partido con la dirección bicéfala, o bucéfala, porque estando las dos por el medio será difícil saberlo.

La terrible amenaza de Aguirre