El limbo del sobrinísimo

|

GONZALO “El sobrinísimo” Caballero tiene hilo directo y permanente con Pedro “La sonrisa” Sánchez. Al menos eso dice el jefe de la franquicia enxebre de los socialistas. Se suponía que esa situación le permite enterarse de todo en primicia y así es, porque va por el libro y no se aparta ni un milímetro. Que desde Ferraz se dice una y otra vez que el PP se ha echado en los brazos de Vox, pues ahí va Caballero y asegura que Feijóo le hace las beiras al partido de Santiago Abascal. Qué le importa a él que el presidente de la Xunta haya renegado una y mil veces de Vox y que incluso Casado y su camarilla recelen del premier por su desviacionismo. El secretario xeral del PSdeG insiste e insiste y ahora le da por criticar al jefe del Ejecutivo autonómico por reclamar más competencias para Galicia, cuando Vox apuesta por la recentralización. ¡Miñaxoia! El día que el Caballero de segunda generación –¿habría que llamarle Caballerete?– despierte y se entere de que vive en la comunidad gallega y no en el limbo se va a llevar un buen chasco.

El limbo del sobrinísimo