Cantos de taberna

|

Ferrol ha sido siempre cuna de excelentes cantores y músicos. En esta última faceta –y en las orquestas– influyó la presencia de las bandas de música militares, así como el aprendizaje y el empleo de instrumentos de pulso y púa. Pero lo de las voces era algo consustancial con la manera de ser de los ferrolanos. Se dijo siempre que si había dos ferrolanos, había un dúo; si eran tres, un trío; y si eran más, un orfeón. Y, aparte de las voces de la Polifónica de Bazán con el Padre Fanego al frente, o de Toxos e Froles, había otras muchas que se hacían notar cuando varios ferrolanos se juntaban en algún bar de Esteiro, Ferrol Vello o Canido y acompañados por la guitarra que no solía faltar, entonaban preciosas canciones ferrolanas. No hay ni un estudio hecho de esta tradición –salvo “Cantar en Ferrol” de Sánchez Dopico– y hoy se ha perdido la tradición ya que no hay herederos de Porta Rivas & Co. y desapareció esta costumbre tan nuestra ¿Hay forma de revivirla? Ojalá.

 

Cantos de taberna