RICH MAN, POOR MAN

|

Sí señor, coño, como debe ser: con un par!  El Jordi estudia demandar a dos bancos andorranos  por, hipotéticamente, revelar datos de sus cuentas “olvidadas” a Hacienda. Me parece cojonudo, pero… escaso, dada la gran altura moral del interfecto.
También debería demandar a Montoro por meterse en lo que no le importa, porque la pasta que tenía en esos bancos no era española, sino catalana (de Cataluña, no de Banca Catalana), y procedía de su padre, que la ganó cuando España era republicana y, por tanto, no tenía por qué declararla en una dictadura ni en una monarquía, y esto era un deber patriótico inexcusable.
Es decir: estaba esperando que España volviera a ser republicana, cuando Podemos gane las elecciones generales por mayoría, o cuando la consulta de Mas y Convergencia se celebre y el pueblo catalán decida ser independiente. Y es que este pequeño hombre rico, es un gran y pobre incomprendido.

 

RICH MAN, POOR MAN