Tecnología punta

|

La sustitución de coches con motor de explosión por eléctricos es un cambio cualitativo. Un gran avance: Contaminación cero, por no emisión de gases nocivos ni acústica. La noticia del Gobierno español en funciones, en la cumbre contra el cambio climático en la ONU, de que en 2050 nuestra energía será renovable al 100%, es algo maravilloso que, reforzado con el hecho de dotar con pistolas eléctricas a las fuerzas del orden, confirma su intención de mejorar la calidad de vida del personal. No es lo mismo un arma eléctrica silenciosa, y muy poco letal, que una de explosión que hace un ruido de la hostia, agujerea, mata, y pone todo perdido de sangre. Y todo ello, por un ridículo coste de medio millón de euros. Solo tres veces y media lo que nos costarán las nuevas elecciones generales. La verdad es que estoy ilusionado. No por las elecciones, sino por las pistolas esas tan tecnológicas, nada contaminantes, y tan civilizadas contra los delincuentes. Siento curiosidad por experimentar, personalmente, las diferencias entre las  armas clásicas y las nuevas, aunque, no sé por qué, siento algo de repelús. Vamos, que me acojona la cosa. Y también lo de ir a votar.

Tecnología punta