Un colectivo del que se olvidaron

|

Cuando el Gobierno se puso a redactar sus decretos sobre los colectivos afectados por la crisis del coronavirus cometió muchos errores y uno de ellos fue el de olvidarse de un sector como el del marisqueo. En Galicia sabemos lo difícil que lo tienen las personas que se ganan la vida bajando a las rías, dependiendo de los caprichos del mercado y trabajando marea tras marea sin tener garantizado un salario digno. Ahora, en este tiempo extraño en el que se atesora papel higiénico, lo que no se compra es marisco en los mercados y los profesionales se han visto sin ingresos y, una vez más, sin cobertura. Ojalá se solucione su situación.

Un colectivo del que se olvidaron