Una versión para salvar a Sánchez

|

Poco ha tardado la Casa Real en salir en auxilio de Pedro Sánchez y esposa tras el ridículo del besamanos con motivo de la celebración del 12-O. Y es que, a través de un comunicado, desde el palacio de la Zarzuela se asegura que Sánchez y su mujer se quedaron junto a los reyes porque así se lo pidieron los monarcas para que los fotógrafos pudieran tomar una imagen del momento. Es decir, que no es que Sánchez no conociera el protocolo, al menos según la versión oficial, sino que el ujier que les invitó a salir del lugar que ocupaban se extralimitó en sus funciones. Y hasta es posible que alguien se crea esta versión.

Una versión para salvar a Sánchez