Una muerte anunciada

|

 

El Ayuntamiento coruñés repudia las ayudas a las aerolíneas. Una política turística que llena de felicidad a los responsables de Vigo y Santiago, que ven como sus aeropuertos crecen mientras Alvedro va pasando a mejor vida. Eso sí, extrañamente, por alguna razón que se desconoce, desde María Pita sí que han decidido apoyar económicamente a Vueling. Esa compañía que se niega a introducir nuevos destinos pero que se lleva su buen montón de euros pese a no hacer nada. De hecho, Lavacolla está amenazando con fuerza uno de los vuelos estrella que todavía opera en Alvedro. Se trata del enlace con Londres, una conexión muy deseada ya que, además, cuanta con el aliciente de que la llegada al Reino Unido se produce al aeropuerto más cercano a la ciudad, lo que ahorra mucho tiempo a los viajeros. Y, aún así, los pasajeros que utilizan este avión siguen cayendo gracias a que desde Santiago se puede hacer el mismo recorrido por menos dinero. Y en María Pita miran para otro lado.

 

Una muerte anunciada