Rajoy acepta el encargo del rey, pero con ciertos matices

|


YA no es necesario deshojar más la margarita. Al final, Rajoy ha aceptado el ofrecimiento del rey para formar Gobierno. Sin embargo, eso no quiere decir que el presidente en funciones se vaya a someter a la investidura. Por ahora, lo que queda claro es que el político pontevedrés abrirá una nueva ronda de negociaciones con los partidos constitucionalistas. En estos encuentros y con el aval que supone el encargo de Felipe VI, buscará puntos de encuentro que permitan si no un gobierno de coalición, por lo menos contar con el respaldo suficiente para llevar las riendas del país. No será fácil, sobre todo teniendo en cuenta las posturas maximalistas de Albert Rivera, que se niega a que Rajoy presida España y de Pedro Sánchez, quien es más proclive a buscar de nuevo la aventura de ser el presidente con el apoyo de Podemos y Ciudadanos. Ojalá que impere la cordura, porque España no se puede permitir el lujo de seguir inmersa en esta incertidumbre.

Rajoy acepta el encargo del rey, pero con ciertos matices