Las compañías auxiliares

|

Reconozco no tener la información necesaria sobre la huelga de las compañías auxiliares, pero me disgusta que se criminalice a los huelguistas, exigiendo que regresen al trabajo con el chantaje de que se perderán contratos y se arruinarán las empresas. La amenaza no es nueva en la Historia.

Con la crisis, los sueldos de estos trabajadores bajaron entre el 5 por ciento y el 25 por ciento. Lo aceptaron dadas las circunstancias, pero llevamos mucho tiempo escuchando y leyendo que la crisis se ha superado y que los beneficios empresariales han regresado; es lógico que los obreros quieran recuperar parte de lo perdido.

Este tipo de conflicto será cada vez más frecuente en España, porque la demanda de reducir el paro cederá ante la demanda de subir los sueldos. ¿Mejoramos el capital humano y el uso de la tecnología para competir con los europeos, o pagamos sueldos bajos para competir con los asiáticos?

Las compañías auxiliares