TURISMO DE VALLA Y EXCAVADORA

|

Hace poco más de un mes, Ferrol acogía un congreso internacional de turismo industrial, una iniciativa sin duda positiva y ambiciosa que perseguía dar a conocer a una ciudad con grandes potencialidades turísticas en este y otros muchos ámbitos, como el natural o el patrimonial. Y es que a nadie se le escapa la cantidad de atractivos que tiene este municipio, donde los maravillosos paisajes, las excelentes playas  y su única ría conviven en perfecta armonía con piezas urbanísticas singulares como el Arsenal, el castillo de San Felipe o el ilustrado barrio de Magdalena, donde destacan edificaciones de estilos tales como el Modernismo o el Neoclasicismo, entre otros.
Pero, claro, de poco o nada sirven iniciativas como el congreso de turismo industrial, paseos en lancha por la ría con degustaciones gastronómicas o cualquier otra campaña de difusión, si al final el Concello decide sustituir el turismo de playa, cultural o industrial por otro que bien podríamos denominar turismo de valla y excavadora. El Partido Popular, al frente de las administraciones que tienen competencia en calles y viales, se ha empeñado en poner zancadillas a los visitantes que han decidido venir a pasar uno o varios días en nuestro municipio, y lejos de facilitar accesos a arenales, de ofrecer espacios sin barreras y dificultades y de incrementar plazas de aparcamiento, ha optado por todo lo contrario. Canido, la calle de la Iglesia, el muelle o la carretera de Covas, por no hablar de los accesos a muchas playas que se encuentran en estado lamentable desde hace años, son algunos ejemplos. Como comentaba en mi último artículo, es obvio que las razones de esta avalancha de obras non son otras que la total falta de planificación y, fundamentalmente, la prisa que les ha entrado en este año electoral (que no se le escape a nadie que en mayo de 2015 tenemos comicios municipales, que también decidirán el gobierno de la Diputación Provincial). Haciendo un esfuerzo de última hora, y confiando en la fragilidad de nuestra memoria, el PP vuelve a tomar el pelo no solo a las vecinas y vecinos de Ferrol, que una y otra vez sufren las consecuencias de su desastrosa forma de gobernar, sino también a las personas de fuera, que se han de armar de paciencia si quieren conocer los encantos que, eso sí, tiene nuestra bonita ciudad.

 

TURISMO DE VALLA Y EXCAVADORA