El porno se cuela en un cumio ucraniano

|

A Celia “La cotorra” Villalobos la cazaron en su día en pleno desafío de los eSports durante un pleno del Congreso. De hecho, alcanzó tanta soltura en el manejo del iPad que batió el récord parlamentario del Candy Crush. Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, intentó arrebatárselo un día que estaba de visita en la Cámara, pero no lo logró. Andrei Rudnik, alto funcionario del Gobierno de Ucrania, es más contundente en el uso del móvil. En una importante reunión activó accidentalmente el dispositivo y se empezó a oír el típico sonido del cine porno. Rudnik huyó despavorido. Igual batió el récord de velocidad del país.

El porno se cuela en un cumio ucraniano