Los alcaldes siameses no quieren saber nada de ofrendas

|

¿SERÁ que tienen poca fe, perdón, poca confianza en sus convicciones y no saben si después de pasar un rato sentados en un banco de iglesia decidirán tomar los hábitos?, ¿será que tienen miedo a un mal viaje por los vapores del incienso? ¿chi lo sa? Pero el caso es que ya lo han vuelto a hacer. Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, y Martiño “2.0” Noriega no asistirán mañana en la catedral de Lugo a la Ofrenda del Antiguo Reino de Galicia al Santísimo. Los alcaldes siameses son tan modernos que no quieren saber nada de un rito que se remonta al siglo XVII. El paso de los años es lo que da poso a las tradiciones y los alcaldes, para honrar al cargo que ocupan, deben participar en ellas. Por ahora, que se sepa, no existe el Día del Mareante o la Fiesta del Incumplidor de Promesas Electorales; a los alcaldes siameses les encantaría organizarlas y participar en ellas como actores principales, pero hasta que transcurran unos años no va a ser posible institucionalizarlas, pero va a ser difícil que para entonces sigan gobernando.

Los alcaldes siameses no quieren saber nada de ofrendas