Hechos y palabras tras la elección de Leiceaga

|


LEICEAGA actuó con cortesía y le propuso a Méndez Romeu continuar como voceiro parlamentario, pero el coruñés ha declinado la oferta demostrando su cordura, ya que alegando que de seguir en el cargo se producirían contradicciones entre ambos. Carmen Gallego, implicada a tope en el proyecto que defendía el hasta ahora portavoz, también ha anunciado que dará un paso atrás. Uno y otra actúan, pues, con plena coherencia, justo lo que le falta al presidente de la Diputación de Lugo, Darío Campos, quien con todo el morro ha recordado que él ya había dicho en su momento que si ganaba Leiceaga, lo apoyaría y que si ganaba Méndez Romeu, lo apoyaría... Claro, si uno pone un triple en la quiniela ya sabe que ese partido lo acierta seguro. Y, cómo no, el todopoderoso Caballero, don Abel, también ha terciado en el asunto: “La Agrupación de Vigo se volcará con Leiceaga como hizo con todos los candidatos socialistas a la Xunta”. Menos mal que José Ramón “O Garañón” Gómez Besteiro no llegó a serlo, porque se hubiese roto la tradición.

Hechos y palabras tras la elección de Leiceaga