LOS PISOS

|

La Coruña lleva meses dando la voz de alarma: el precio medio de la vivienda se redujo un 5% en el último trimestre de 2011 y un 7,20% en el primer trimestre del presente año, en términos interanuales, según los últimos y recientísimos datos publicados por el Ministerio de Fomento.

El descenso de precios ha sido, además, generalizado en todas las autonomías españolas, con Aragón, Andalucía y Cataluña a la cabeza del desplome, con porcentajes de caída del 10,1; 9,2; y 8,4, respectivamente. Asturias y Cantabria han sido las regiones menos afectadas, con descensos del 1,9% y 0,3%.

Desde el estallido de la burbuja inmobiliaria en el año 2008, el precio de la vivienda ha caído un 21,5%. El precio medio del metro cuadrado para la vivienda libre se situó a finales de marzo en 1.649,3 euros, lejos de los 2.101,4 euros a los que llegó hace cuatro años. Para la vivienda libre, de hasta dos años de antigüedad, el precio es de 1.671,5 euros el metro cuadrado: para las de más antigüedad se sitúa en 1.637,5 euros. En el caso de la vivienda protegida, el precio medio es de 1.150,8 euros, prácticamente igual al que se registró en el cuarto trimestre del pasado año. En términos interanuales, el descenso en este tipo de vivienda es del 1,2%.

San Sebastián sigue siendo la ciudad donde más caro resulta comprar una vivienda. Un piso de 100 metros cuadrados cuesta en la capital guipuzcoana 384.000 euros por los 277.000 y los 275.000 de Barcelona. Tres poblaciones que no son capitales de provincia están entre las más caras de España: Getxo (Vizcaya), San Cugat del Vallés (Barcelona) y Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Veamos ahora los casos concretos relativos a las poblaciones gallegas. Orense y Lugo son las ciudades de Galicia donde están más baratos los pisos, tanto para ser comprados como para ser alquilados. Vigo es más caro que La Coruña, en tanto que Pontevedra ha notado menos el bajón, ya en alquileres, ya en compra. Un caso raro es Santiago de Compostela, donde resulta más barato que nunca el comprar una vivienda, pero es la ciudad de Galicia donde es más caro el alquiler de una morada. La Coruña ha dado un bajón considerable por lo que respecta a los alquileres.

Los dueños que normalmente alquilan están desesperados. Ya nada digamos por lo que atañe a alquileres de establecimientos comerciales: la bajada ha sido espectacular y decepcionante, un ejemplo: la tercera parte de los bajos comerciales están desalquilados. En la misma calle, un total de 120 viviendas están deshabitadas. De ellas, 40 amenazan ruina total o parcial.

 

LOS PISOS